¿Qué silla de paseo comprar?

¿Qué silla de paseo comprar? Características clave

Dale a Me Gusta y Comparte el post 😉

¿Qué silla de paseo comprar? Hoy os voy a hablar de las características a tener en cuenta para acertar. Ya que es un complemento necesario al que le vamos a dar muchísimo uso y debe cumplir unos requisitos concretos para adaptarse a nosotros perfectamente.

Padres y madres sabemos que las sillas de paseo son un artículo obligatorio al salir de casa. La necesidad de su uso es más evidente al principio, cuando el pequeño aún no puede caminar con estabilidad sin un soporte. Pero luego, cuando sí pueda hacerlo, se cansará con facilidad y querrá tener su espacio para descansar. Y lo mismo si hablamos de viajar con niños.

Pero el mercado es tan amplio que no es fácil decantarse por una u otra. Hay modelos que ofrecen mucho, pero resultan pesados y caros. Otros son muy ligeros, pero incómodos e insuficientes. Y en medio se sitúan aquellos que resultan muy completos y con una relación calidad-precio excelente.

Para acertar, lo mejor es tener claro qué esperar de la silla, definir la necesidad y el presupuesto y comparar aquellos modelos que mejor se ajusten a lo que se pide.
Finalmente resultará escogido el que mejor relación calidad-precio presente.

¿Qué silla de paseo comprar?

Características a tener en cuenta para acertar

¿Qué silla de paseo comprar?

¿Qué características concretas debes mirar? Te sugiero supervisar lo siguiente:

El tiempo de uso y el tipo

Hay sillas que se pueden usar desde que el bebé es recién nacido y otras para las que hay que esperar a los seis meses, pero interesa incluso más el peso que aguanten. Si es hasta los 15 kilos, podrás usarla hasta que el niño tenga entre tres y cuatro años, pero las hay que aguantan hasta los 25 kg o más.

El tipo se puede definir en función de múltiples criterios, pero dos tipos básicos son los individuales o los gemelares. Además de eso, considera que la mayoría de sillas serán las clásicas, pero hay modelos que presentan conceptos diferentes y son híbridos: sirven como silla para el coche, capazo, carrito o incluso triciclo.

Las dimensiones y el peso

¿Qué silla de paseo comprar?

Es una de las características más relevantes al pensar ¿Qué silla de paseo comprar?, por lo que te aconsejo encarecidamente mirarla con detalle. ¿Por qué? Porque cuanto mayor sea el peso, menos probabilidades habrá de que venzas la pereza y la saques de casa, con los inconvenientes que eso tiene.

Las sillas de paseo ligeras son las que más éxito tienen, y hablamos de modelos que pesan entre cuatro kilos (o incluso algo menos) y poco más de seis. ¿Merece la pena considerar modelos por encima de ese peso? Sí, porque consiguen compensar con otras prestaciones y hay que buscar el equilibrio.

También son relevantes sus dimensiones, pues determinarán el espacio que ocupa allá donde se lleve, sea el hogar o un restaurante. El tamaño medio de las sillas ligeras puede rondar los 80 x 40 x 100 cm, grosso modo, pero puede ser mucho menor o bastante mayor también.

El plegado

Es incluso más importante que las dimensiones, pues nada serviría que fuera reducida si luego el plegado va a resultar muy amplio. Dos preguntas al respecto: ¿Cuánto de compacto queda? ¿Cuánto de fácil es completar tanto este como su apertura?

Ten en cuenta el uso que le vas a dar a la silla. Si tienes previsto viajar mucho con ella, busca un plegado como de la Rapid 4 de Hauck, de tipo libro, fácil de ejecutar con una mano y con asa para moverlo. Puedes comprar la Hauck Rapid 4 aquí y, gracias a las ruedas, arrastrarlo cuando está plegado como si de una maleta se tratase.

Las funciones

Las marcas han desarrollado toda clase de funciones adicionales para tratar de
diferenciarse de otras. No es mejor la silla que más extras incorpora, sino la que tiene aquello a lo que sí le vas a dar uso.

Lo básico es aquello que garantiza la comodidad del bebé. En la mayoría de modelos, el respaldo y el reposapiés son reclinables, de manera que al bebé le será fácil dormir la más que probable siesta durante el paseo. Si es reclinable, fíjate en el sistema, pues hay unos más cómodos y otros que resultan difíciles de accionar y pueden despertar al bebé.

Serán útiles otros elementos como el manillar ajustable en altura o la ventana de la capota para observar al bebé en cualquier momento.

Accesorios

Algunos se consideran imprescindibles, como la capota. Esta está presente en la mayoría de modelos, pero hay algunos muy básicos que no la traen. También suelen traer el plástico o burbuja para la lluvia, pero en ambos casos hay que fijarse en la extensión para saber en qué medida cubren y protegen.

Algunos modelos también traen mosquitera, visor solar extensible, sombrilla o
juguetes en la barra frontal. Los hay incluso que, en lugar de esta última, optan por una bandeja para darle más fácilmente sus snacks. Y otros incorporan al manillar un posavasos para los padres.

La comodidad

¿Qué silla de paseo comprar?

La comodidad es un factor transversal, pues la confluencia de todos los anteriores
determinará cuánto de cómodo es el modelo: si es ligero, compacto, tiene un plegado fácil, las funciones adecuadas y los accesorios que se van buscando, será un modelo cómodo.

Pero, de manera más específica, nos referimos a la comodidad del asiento. Este debe ser lo bastante ancho como para que el bebé encaje a la perfección. También debe ser mullido, y te invito a tener en cuenta los comentarios al respecto porque padres y madres se suelen quejar de fondo duro.

El análisis de los textiles también darán lugar a otras conclusiones, como si es fácil de limpiar.

La seguridad

Es obligatorio optar por un modelo debidamente homologado y que, por lo tanto, ha pasado todos los controles de calidad. En caso contrario estarás corriendo un riesgo innecesario. Al margen de eso, casi todos los modelos traen arneses de varios puntos (generalmente cinco) y barra frontal de sujeción, además de tener ruedas resistentes con bastante amortiguación.

El mercado ofrece muchos modelos interesantes que encajan entre estas características. Con un poco de paciencia y determinación darás con la mejor silla de paseo para tu bebé y para ti.

A mí estos puntos me parecen clave para terminar de elegir ¿Qué silla de paseo comprar? y decidirte al escoger la silla de paseo ideal 😉 Cada uno de ellos aportará unas cualidades que sumarán a la hora de decantarte por un modelo u otro.

¿Tuviste en cuenta todos estos aspectos al decidirte por una silla de paseo? ¿Cuál de ellos te pareció más importante al darle uso?

Mi blog se nutre con vuestras opiniones y sugerencias 😉 Así que, ya sabes, puedes dejar aquí tu comentario, ¡será bienvenido!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.