Visita guiada a la Cueva de las Güixas

Dale a Me Gusta y Comparte el post 😉

Foto Turismo Villanúa

Cuando fuimos a visitar la espectacular Cueva de las Guïxas, en Villanúa (Huesca) me quedé impresionada por el ambiente mágico que allí se respira.

Ya habíamos ido anteriormente a ver alguna cueva por dentro, pero desconocía que hubiera una tan cerca de la población de Jaca.

A los niños la verdad es que es algo que les encanta. Quizá por el hecho de sentirse como auténticos espeleólogos y exploradores, con el casco y el frontal incluidos, o por la emoción de la aventura de poder adentrarse en un mundo escondido, normalmente oculto a nuestros ojos.

Bueno, digo a los niños, pero la verdad es que a los mayores también nos encanta. Por lo menos a nosotros, que somos en ese aspecto bastante «aventureros».

Además, a mí personalmente me fascina ver cómo la naturaleza, tan caprichosa ella, ha podido esculpir formas tan bonitas: estalactitas, estalagmitas, columnas… todo ello me parece sorprendente. Cómo la fuerza del agua y el paso del tiempo han podido crear un paisaje tan extraordinario.

Lo primero que hicimos fue reservar previamente, pues las visitas son guiadas y de ese modo se concretan el día y hora determinados. Ellos, además, forman grupos de visita por motivos de conservación de la cueva.

La reserva se puede hacer por teléfono o por internet. Os dejo enlace a la página de Turismo de Villanúa para que podáis informaros.

Una de las cosas más llamativas de esta cueva es el gran agujero que hay en una de sus zonas, el cual comunica con el exterior. Ese es el lugar que utilizaban las brujas (güixas) para sus aquelarres, según las leyendas. También fue refugio de militares y soldados a lo largo del tiempo por la zona.

Un lugar lleno de historia, muy interesante de ver, mientras escuchamos las estupendas explicaciones de nuestro guía.

Es muy recomendable llevar calzado adecuado y algo de ropa de abrigo (incluso en verano), pues en el interior de la cueva la temperatura es distinta de la que podemos encontrar en el exterior.

La duración aproximada de la visita a la cueva es alrededor de 1 hora e incluye la entrada al Centro de Interpretación «Subterránea», que es el lugar donde comienza. Importante estar allí unos 15 minutos antes de la hora de comienzo de la visita.

¿Habéis visitado alguna vez esta cueva? ¿Qué os ha parecido?

 

Mi blog se nutre con vuestras opiniones y sugerencias 😉 Así que, ya sabes, puedes dejar aquí tu comentario, ¡será bienvenido!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.